Se disculpa Bloomberg por táctica de ‘parar y registrar’

La medida que permitía detener a personas sospechosas de haber cometido un delito impactó desproporcionadamente en las personas afroamericanas

Associated Press
lunes, 18 noviembre 2019 | 06:00
Associated Press

W

ashington– Michael Bloomberg retiró el domingo su apoyo a la controvertida estrategia policial de “parar y registrar” antes de una posible campaña presidencial demócrata, una política que adoptó como alcalde de Nueva York a pesar de que impactó desproporcionadamente en las personas de color.

Al dirigirse a una iglesia negra en Brooklyn, Bloomberg admitió que la práctica a menudo condujo a la detención desproporcionada de negros e hispanos, afirmando que “no puedo cambiar la historia”, pero ahora se da cuenta de que “estaba equivocado”.

Si alguien fue detenido injustamente por la Policía, “me disculpo”, agregó.

El cambio de opinión de Bloomberg es un reconocimiento notable del poder y la importancia de los votantes negros en el Partido Demócrata y en el hecho de que esta táctica que él apoyó podría ser una de sus mayores vulnerabilidades si lanzara una contienda por la Casa Blanca.

La táctica de parar y registrar le dio a la Policía amplia autoridad para detener a personas sospechosas de haber cometido un delito. Bloomberg aplicó agresivamente la táctica cuando asumió el cargo de alcalde en 2002.

Con este programa, los oficiales de Policía de la ciudad de Nueva York volvieron rutina detener a muchos hombres –en su mayoría negros e hispanos– para ver si portaban armas. La Policía afirmaba que las personas solo eran abordadas si los oficiales tenían una sospecha razonable de que estuvieran violando la ley.

Y aunque los registros condujeron a la confiscación de armas, los agentes terminaban dejando ir a la gran mayoría de las personas detenidas y cacheadas porque no habían hecho nada malo.

Sin embargo, muchos hombres encontraron humillantes dichos registros y las estadísticas mostraron que las minorías tenían muchas más probabilidades de ser sometidas a tales revisiones.

El actual alcalde Bill de Blasio se propuso frenar esta práctica en su primera campaña para ocupar el cargo.

Bloomberg le dijo a la congregación el domingo que quiere recuperar la confianza de las comunidades negras e hispanas.