Subirá UTEP colegiatura en 2020 y 2021

Incremento de 2.6% será aplicado en todas las escuelas del Sistema de la Universidad de Texas

The Texas Tribune
domingo, 17 noviembre 2019 | 06:00
Archivo

Austin— El Sistema de la Universidad de Texas –al que pertenece la Universidad de Texas en El Paso, UTEP– aprobó un aumento general de la colegiatura del 2.6% para sus ocho campus académicos, lo que representa un aumento de 290 dólares al año para estudiantes de pregrado en su universidad insignia en 2020 y 2021.

El aumento de dos años, anunciado el jueves por la Junta de Regentes del sistema, se estableció para igualar la tasa de inflación de la educación superior y tiene la intención de controlar el incremento en el costo de la matrícula para los estudiantes que sufren los crecientes costos. Pero la tasa de 2.6% significa que los estudiantes del Sistema UT en todo el estado probablemente pagarán cientos de dólares más y algunos campus, como la Universidad de Texas en Austin, verán su colegiatura aumentar a un ritmo más rápido qfue en años anteriores.

En la mayoría de las instituciones de UT, la matrícula para estudiantes universitarios del estado creció entre 3% y 8% tanto en 2018 como en 2019.

El Sistema Universitario de Texas A&M aprobó un aumento de tarifas que refleja el aprobado por el Sistema UT. Y los regentes del Sistema de la Universidad Estatal de Texas firmaron el jueves con aumentos de matrícula de hasta 2.6% para cada uno de los próximos dos años, excepto en tres escuelas. 

El Instituto de Tecnología de Lamar, Lamar State College –Orange y Lamar State College– y Port Arthur no verán ningún aumento en absoluto. Los estudiantes en los otros campus del estado de Texas verán aumentos anuales de matrícula entre 100 y  300 dólares en 2020.

El regente estudiantil de UT, Daniel Domínguez, de UTEP, que ocupa un puesto sin derecho a voto en el Consejo, dijo a los regentes el jueves que no podía apoyar el aumento.

“Entiendo mucho las necesidades de las escuelas, entiendo mucho las prioridades estratégicas que están planteando a esta junta. Pero no olvidemos el punto de vista del estudiante “, dijo. “Muchos estudiantes ya están luchando para pagar su educación”.

Funcionarios de la universidad han argumentado que los aumentos de matrícula son necesarios para mantener el ritmo de la inflación, reclutar y retener empleados y compensar la disminución del apoyo estatal. Los registros del Sistema UT de 2018 muestran que los fondos estatales para sus campus disminuyeron de aproximadamente 8 mil dólares por estudiante de tiempo completo, ajustado por inflación, a alrededor de 6 mil dólares entre 2002 y 2016. La matrícula y las tarifas pagadas por los estudiantes de UT y sus padres aumentaron de aproximadamente 5 mil a 8 mil dólares durante ese tiempo. 

En 2018, la matrícula y las tarifas fueron de alrededor de 10 mil 600 dólares para estudiantes universitarios del estado en UT-Austin y 11 mil 300 en la Universidad Texas A&M, según datos de la Junta Coordinadora de Educación Superior de Texas.

No todas las escuelas de UT han aumentado su matrícula y tarifas en más del 2.6% al año.

Los estudiantes residentes del estado en UT-Austin vieron aumentar su matrícula $ 200 en los años académicos 2018 y 2019, incrementos anuales del 2%. La Universidad de Texas en San Antonio aumentó la matrícula en un 0.1% en 2018 y un 2.6% en 2019, aumentando los costos para estudiantes universitarios en 260 dólares durante ese tiempo.

Pero la matrícula en la mayoría de las instituciones de UT creció entre 3% y 8.5% en cada uno de los últimos dos años, con algunos estudiantes en el estado enfrentando aumentos anuales de más de 500 dólares. En todo el estado, las universidades públicas aumentaron su matrícula en un 4.5%, en promedio, entre 2017 y 2018, según datos de la Junta Coordinadora de Educación Superior.


‘Blindan’ a alumnos 

de menos recursos


La declaración de los regentes el jueves se produce cuatro meses después de que la junta anunciara que cubriría completamente la matrícula para los estudiantes de UT-Austin cuyas familias ganan 65 mil o menos al año a partir de 2020.

 Las autoridades escolares han estimado una cuarta parte de sus estudiantes universitarios en el estado –8 mil 600 estudiantes– tendrían su matrícula pagada bajo el nuevo plan.

La Universidad de Texas A&M ha tenido un programa similar desde 2011, y la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande también planea cubrir la matrícula y las tarifas para los estudiantes que califican con ingresos familiares inferiores a 75 mil a partir del próximo año académico.

El aumento de la matrícula no afectaría a los estudiantes de bajos ingresos cubiertos por esos planes, dijo el presidente de la junta Kevin Eltife, pero los estudiantes de ingresos medios y altos lo sentirían.

“Es un acto de equilibrio. Nunca es fácil. Nos lo tomamos muy en serio en esta Junta porque sabemos que 20 al mes más para cualquiera, para algunas de estas familias, es mucho dinero”, dijo Eltife, un ex senador estatal. “Cada miembro de esta junta ha examinado ha detalle los aumentos de matrícula. Lo sé porque he hablado con cada uno de los miembros de la junta. Nadie, el canciller, el personal del sistema y nuestros presidentes, nadie lo toma a la ligera. Pero nosotros tenemos que hacer lo que tenemos que hacer para mantener una educación de calidad en nuestras instituciones”.

Dijo que el sistema está trabajando con cada campus para crear un plan financiero de cinco años “para que podamos ver las necesidades financieras y podamos hacer un mejor trabajo de pronosticar y ver las necesidades de matrícula”.

El presidente de UT-Austin, Greg Fenves, dijo en un mensaje a los estudiantes el jueves que la tasa del 2.6% significaría que los estudiantes de pregrado verán aumentos de aproximadamente 290 dólares en 2020 y 2021. La matrícula para la mayoría de los programas de maestría y doctorado no se incrementará para el próximo ciclo escolar, precisó.

“En UT, estamos comprometidos a cumplir con nuestra carga constitucional de ser una universidad de primera clase. Eso significa equilibrar la asequibilidad con los costos de brindar educación de alta calidad en una de las mejores universidades públicas de investigación del mundo”, Fenves dijo. Agregó que una parte de los ingresos del aumento de la matrícula “permitiría fondos adicionales para el éxito de los estudiantes, los servicios de salud mental de los estudiantes y la tecnología expandida e internet en el campus”.

La matrícula estatal para las universidades públicas en Texas es de alrededor de la mediana en todo el país, según datos de College Board.

Los estudiantes también pagan los libros de texto, alojamiento y comida, transporte y otros costos asociados con asistir a la universidad, que pueden exceder el costo de la matrícula.

Los legisladores de Texas fijaron las tasas de matrícula hasta 2003, cuando entregaron el proceso a los regentes universitarios.

La matrícula y las tarifas promedio cobradas por las universidades de cuatro años de Texas se duplicaron en los 15 años siguientes, mientras que las asignaciones estatales disminuyeron en un 26%, según cifras ajustadas por inflación.

Los legisladores han tratado regularmente de limitar o retrasar los aumentos de matrícula.

Los datos de la Junta Coordinadora de Educación Superior muestran que alrededor del 50% de los estudiantes universitarios de Texas dejaron la universidad con deudas en 2017.



FRASE

“Es un acto de equilibrio. Nunca es fácil… Pero tenemos que hacerlo para 

mantener una educación de calidad en nuestras instituciones” 

Kevin Eltife,

presidente de la Junta de Regentes de UT y ex senador estatal